Desarrollar el Autoliderazgo es clave Tips para iniciar un Programa de Coaching

Desarrollar el Autoliderazgo es clave: Tips para iniciar un Programa de Coaching

El Autoliderazgo es una competencia muy conocida, especialmente en las empresas. Se dice que es el primer paso para el buen Liderazgo, pero ¿qué es realmente el Autoliderazgo?

El Autoliderazgo es la capacidad de influenciarse a uno mismo; influenciar los propios pensamientos, emociones y comportamientos para lograr aquello que nos proponemos. Tiene que ver con la autogestión, con tomar las riendas, con entender que somos los protagonistas de nuestra vida.

Y aunque es una competencia clave para todas las personas, estoy de acuerdo en que lo es especialmente para los líderes de equipos. ¿Crees que es posible liderar a otros con éxito, sin ser capaz de liderarse primero uno mismo?

En cualquier caso, el desarrollo del Autoliderazgo, resulta ser un bien en sí mismo, un beneficio para todo el que lo practica. Porque ser capaz de dominar los propios pensamientos, de reconocer e influenciar las emociones y de decidir cómo comportarse conscientemente; no únicamente favorece la consecución de objetivos, sino que impulsa la adquisición del propósito vital y/o profesional, y mejora el bienestar.

Y, como es habitual, el primer paso para desarrollar el Autoliderazgo es tomar consciencia de la importancia de hacerlo, para después pasar a la acción. Y el paso a la acción se puede dar solo, o acompañado.

Probablemente hay diversas alternativas a la hora de desarrollar el Autoliderazgo, pero no se me ocurre mejor manera de hacerlo que a través de un Programa de Coaching Individual. Un Programa de Coaching que contemple la indagación introspectiva sobre qué le está pasando al Coachee, que ponga foco en identificar y desbloquear las barreras que le impiden conseguir su objetivo, que promueva el desarrollo de competencias, y que analice los avances para retroalimentar y empoderar al Coachee en su evolución.

Algunos aspectos importantes que se deberían contemplar al iniciar un Programa de Coaching son:

  • El Coachee (Cliente) debe estar seguro de que quiere iniciar un camino de evolución y cambio. La motivación y el compromiso son 2 factores clave para el éxito del Programa de Coaching.
  • Aunque no se necesita mucho tiempo para realizar un proceso de Coaching, lo habitual es hacer una sesión de 1,5-2 horas cada 2-3 semanas y algún ejercicio/lectura/etc., entre sesión y sesión; sí que es necesario que el Coachee ponga foco en el objetivo, que lo tenga presente durante todo el Programa más allá de las sesiones. Mantener el foco facilita la evolución del proceso, ya que prepara al Coachee para tomar decisiones alineadas con lo que se desea conseguir.
  • Es importante tener en cuenta que el Programa es más que un conjunto de sesiones, es un proceso. Entre sesión y sesión también suele haber descubrimientos y acción.
  • Un Programa de Coaching tiene principio y fin, puede constar de 6-10 sesiones, pero no es una relación a largo plazo. Es recomendable que el proceso no se alargue más allá de 6-10 meses (en función del número de sesiones), ya que espaciar las reuniones impacta negativamente en los resultados del Programa.
  • La confianza, la transparencia y la autenticidad que se genere entre el Coach-Coachee, son aspectos clave para el beneficio del proceso. Sin confianza, no hay proceso. El Coachee tiene que sentirse seguro para mostrar su vulnerabilidad y abrirse al aprendizaje y al cambio.
  • Es recomendable que el Programa se lleve a cabo en un espacio privado fuera del entorno profesional y familiar. Eso ayudará al Coachee a centrarse en la sesión de Coaching y evitará posibles interrupciones.
  • El objetivo del proceso deberá ser “ecológico”, es decir, tendrá que ser un objetivo positivo para el Coachee en todos los contextos de su vida (personal, laboral, etc.). Si afecta en negativo a algún aspecto de su vida, habrá que valorar de nuevo si es el objetivo deseado (tanto por el impacto negativo que genera, como por la dificultad que supone ese impacto negativo a la hora de avanzar en la consecución del objetivo).
  • Aunque el Programa se focalizará en el objetivo definido, si hay aspectos que están obstaculizando el avanzar dicho objetivo, deberán valorarse también dentro del proceso.
  • No es imprescindible tener el objetivo del proceso claro antes de iniciar el Programa. Basta que el Coachee sepa que hay algo que no está funcionando como quisiera, y que ese algo sea realmente importante para él, para empezar a profundizar en el tema. Definir el objetivo del Programa durante las primeras sesiones, puede resultar descubridor en sí mismo.
  • Si el Programa se lleva a cabo en un contexto empresarial, el Coach facilitará el alineamiento entre Coach-Coachee, siendo el proceso confidencial (en las reuniones de alineamiento entre ambos, el Coach actuará como facilitador).
  • Y, ya para finalizar, no hay que obviar el asegurarse de que el Coach que lidera el Programa sea un profesional Certificado en Coaching, con las competencias y el bagaje adecuados para poder acompañar a personas en su proceso de cambio y evolución.

Y ahora, ya sabes, no olvides tener estos tips a mano, cuando decidas invertir en un Programa de Coaching Individual; y si tienes cualquier duda, puedes consultarme aquí: CONTACTO

Si te has quedado con ganas saber más sobre nuestros servicios, para ti o para profesionales de tu equipo, aquí te dejo el enlace a nuestros programas: SERVICIOS KAIROS

Y si eres un Líder o un Responsable de Recursos Humanos y quieres que hablemos de tus necesidades específicas, te invito a una sesión de valoración gratuita: SESIÓN DE VALORACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba